Presagio

9 agosto, 2006 at 4:52 pm 1 comentario

Para Lorena

Sentarse sobre una piedra
demasiado grande o pequeña
Hundir la cara en la nieve
y las manos en el barro

Huir del cuerpo
que se anuda
Oír el agua
de otra parte

Amanecer con la cara pintada
Soñar otras manos
Asentir y sonreír
Dejarse acudir

Anuncios

Entry filed under: Poemas.

Intangibles Huellas Corporales

1 comentario Add your own

  • 1. L.-  |  14 agosto, 2006 en 5:18 pm

    … en un (instante) silencio, muy privado, me duele el cuerpo (pero es ese dolor que no molesta, que hace sentir vivo) y me toca el alma, lo que LEO y lo que IMAGINO entre líneas y palabras. Tan infinitamente poética, tan tremendamente estúpida, la acción de las gaviotas …que siento, como me dijo la Negra hace un par de semanas “esto no te está pasando sólo a ti, ME ESTÁ PASANDO A MI”. Mjm (llorosa). Gracias.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Flickr Photos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: