Archive for septiembre, 2006

Expedición

Te lanzo
y me lanzo
ahí donde
no hay lugar
entre caricaturas
de gentes ignotas
que se sacian
en la incoherencia
de vivir dislocados

Partículas de sonido
que inventan el espacio
los estiran, encogen y recogen
falsean lo falso
roban lo ajeno
traicionan ataduras y vestiduras
Los jirones de silencio
se transforman en aire
para decir mío
y nada
y siempre

De vuelta
darse vuelta
sin darse cuenta

27 septiembre, 2006 at 10:18 am 3 comentarios

Preámbulo

Solapadamente murmuro
pasos de madriguera
que detentan pies impalpables
como flores de invierno
que tiemblan bajo la lluvia
beben rayos de sol
intentando una palabra

La levedad se me vuela
la inconsciencia se despierta
y me va enredando
en su canto de azul
en su risa ahogada
acaparando ardores
para irlos a lavar al monte
y acariciar en secreto

Esta luna que me sigue
y se derrite sobre mis sábanas
manchando cada uno de mis sueños
que recojo con la piel helada

Es la ola que no llega
el preámbulo quieto en el gesto
de esbozar un comienzo
con las manos suspendidas en el aire
y a penas algo
entre un pensamiento y un suspiro
que se queda, que no va

Julio 2006

20 septiembre, 2006 at 10:30 am 2 comentarios

Señales para despertar

Qué nueva señal
deshaces en la cáscara abierta
qué mundo atrapas
al pasar la mano por mi espalda

Qué encanto silbas por las noches
qué luna te desluna
no vayas por ahí descalzo
cuando te guardo olvidos

No esperes más el murmullo
del agua queda
sofoca el pino que te amasa
y no te rindas ni supliques

Sabe la cuna un arrullo
que no te corresponde
y sólo te salta a penas
aunque no te desprecia

Cámbiame en día
préstame un espejo
después quédate y
pregúntame qué he sido

13 septiembre, 2006 at 12:52 pm Deja un comentario

Versos de vereda

Encuentro testimonios delebles
en los bancos de una ciudad
que transforma en cenizas
las palabras robadas a los sueños

Me quedo mirando
arriba
abajo
al frente
el plano y el contraplano

(Nadie vendrá a buscarme
cuando sólo quede un botecito anclado
flotando a la espera de otra agua)

Nadie vendrá a cumplir
las promesas que yacen aquí
arrasadas por el viento costero
empinándose en barandas
de un tiempo ajeno

Iré a verte con otros pasos
tú me rozarás indiferente
y el destino olvidará su cita

6 septiembre, 2006 at 5:13 pm Deja un comentario


Entradas recientes

Flickr Photos

Feeds