El que no

3 enero, 2007 at 6:02 am 2 comentarios

Andaba en rincones oscuros
ramas de hojas verdes
y quimeras hechas a medida

A menudo olvidaba su nombre
su ocupación y lugar de nacimiento
Quebraba las ventanas
de todos los mundos

Henchía el pecho como un salvaje
se ejercitaba en el arte
de no emprender viajes

Fue angosto su camino
con la mano cerrada en un gesto
del que ha olvidado la dirección

No volvió porque no se fue
No calló porque
nada tenía que decir

Fue cubriendo sus pies con tierra
esperó a que la hierba
creciera en sus zapatos
Después se olvidó
y ya nadie lloró por él

Anuncios

Entry filed under: Poemas.

Quiero Para mañana

2 comentarios Add your own

  • 1. Artemio Rulan  |  9 enero, 2007 en 7:16 pm

    Qué lindo….(me pareció ya haberlo dicho antes, pero creo que se perdió el mensaje por algún sitio).

    Responder
  • 2. ale  |  12 enero, 2007 en 10:31 pm

    huellas hundidas
    en el descanso
    de un vientre que espera

    una condena larga
    la espera incumplida
    infertil víbora
    del renacer futuro

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Flickr Photos

Playa

Autorretrato

Tequila

Autorretrato 2

Frutería

Más fotos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: