Campo de batalla

11 julio, 2007 at 1:39 pm 1 comentario

No se agote la justicia en el suspiro
ni mis palabras en mis oídos
dedos horadando almas sujetas
que se evaporan en la lucha
de ahogarse en la sangre

El día solemne de tu desaparición
me quedaré esperándote en el dintel
Una hebra desprendida de mis pupilas
vigilará el retorno de tus escamas

La navaja helada
en el tiempo sumergido
espera la desesperanza
y la desesperación

Pondré los ojos
al abrigo de mis palmas
mientras aprendo el dios y el rito
entonces giraré las manos

Anuncios

Entry filed under: Poemas.

Café al Invierno El bosque

1 comentario Add your own

  • 1. claudio  |  21 julio, 2007 en 7:24 pm

    aveces me pregunto si es bueno felicitar cuando alguien escribe algo asi.
    aveces se me olvida que tras un escrito bueno puede haber una persona muy adolorida.

    un saludo de sombrero

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Flickr Photos

Playa

Autorretrato

Tequila

Autorretrato 2

Frutería

Más fotos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: