Para empezar

21 septiembre, 2010 at 1:46 am Deja un comentario

En el silencio
del roce, del intercambio calórico
de la meticulosa conspiración
de dejarte circundar por pensamientos

un ritual que se inventa
a medida que pones
la mano en el picaporte
cada vez un poco más igual
que la vez anterior

hablar de todo
pero evitar algo
y así no decir nada
circular tópicos que de tanto girar
comienzan a erosionarnos

Hasta que un día
te estalla una carcajada en plena cara
y sin querer se te escapa
por la comisura del labio
algo así como una mano en el pelo
o un elogio a la cintura
algo que inaugura
el fin de la inocuidad

Este poema fue publicado en el libro “50 maneras de ser tu amante”, al que me invitó a participar mi amigo Rafa, cuyo poema (que me encanta) también aparece. Lindo proyecto.

Share on FacebookShare

Anuncios

Entry filed under: Poemas.

Se acabó Ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Flickr Photos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: